Aumenta el volumen de trabajo en los talleres debido a la edad media de la flota de vehículos en España

Aumenta el volumen de trabajo en los talleres debido a la edad media de la flota de vehículos en España

Cuando hablamos de nuestro país, en ocasiones hacemos referencia al envejecimiento que caracteriza a nuestra población. Es algo que viene preocupando a la clase política desde hace tiempo, sobre todo porque el pago de las pensiones parece cada día más complicado. Pues bien, ¿cómo os quedaríais si os decimos que está pasando exactamente lo mismo con los coches que circulan por nuestras calles y carreteras? Sí, los vehículos de nuestra población están envejeciendo… y eso siempre suele entrañar algún tipo de problema que, aunque no sea similar al de las pensiones con las personas, sí que tenemos que resolver con urgencia.

Una noticia publicada en el portal web del Diario de Sevilla informaba de que más del 61% de los coches en España tiene más de 10 años. Es evidente que, una vez alcanzada esa cifra, los problemas en el vehículo pueden crecer de una manera bastante importante aunque le hayamos dado todos los cuidados posibles. Sobre todo si se trata de vehículos a los que les hemos dado bastante uso y que, en todo este tiempo, superan la barrera de, aproximadamente, los 150.000 o 200.000 kilómetros. Hay que tener en cuenta esa variable también.

Fijaos en una de las cuestiones que apunta el Diario Motor en su página web. Dice que los coches en España tenían de media 12’3 años en abril del 2019 y que, además, se espera un envejecimiento más acusado de cara a los años que están por venir. Eso representa, tal y como apunta el autor, una serie de problemas que debemos tener en consideración para intentar evitar alguna que otra desgracia cuando vamos al volante. Y es que este dato pone en peligro, en cierta medida, la seguridad de quienes viajan en su interior, además de presentar un riesgo para el medio ambiente a causa de las emisiones que produce un coche antiguo.

Es cierta una cosa: en España, por regla general, tenemos una buena nómina de profesionales de calidad dedicados a la reparación de todo tipo de vehículos. Eso es lo que suele dejar a la población mucho más tranquila. Se trata de un sector que funciona bastante bien en nuestro país y que, a buen seguro, ha insuflado esa confianza tan necesaria a muchas de las personas que dependen de un vehículo que ya tiene más de una década de vida para acudir al trabajo.

Teniendo en cuenta que la edad media de los vehículos en España no para de crecer, parece obvio pensar que el trabajo en los talleres mecánicos de reparación de estos vehículos también se mantiene al alza. Es lo que nos han comentado los profesionales de Taller Auto Babel, que destacan que la tendencia alcista se viene produciendo desde hace más de un lustro y que, además, parece que se va a seguir manteniendo de cara a los próximos años. Y es que, en tiempos de crisis, momentos en los que no se puede adquirir un nuevo vehículo por razones económicas, la reparación de los que ya tenemos gana peso.

Una cuestión que no se extiende a otras zonas de Europa

Creemos que hay una diferencia (otra diferente a todas cuantas ya existen) entre los países del sur de Europa y los del centro o el norte del Viejo Continente. Una diferencia que tiene que ver con la clase de vehículos de los que disponemos. En los países del sur, esa edad media de la que hablamos se mantiene al alza y, en el resto, se ha producido un acusado descenso en los últimos años. Esto se debe a la llegada de los vehículos híbridos y eléctricos y a una mayor apuesta por ellos en lugares como Suecia, Noruega, Alemania, Finlandia, Dinamarca, Holanda…

En España, es cierto que ya empezamos a apostar por esa clase de coches, pero lo cierto es que, al menos de momento, no nos podemos comparar con la apuesta que han hecho los países que os acabamos de comentar. Desde luego, tenemos margen de mejora. Pero también es necesario que apuntemos que la diferencia entre las dos zonas se puede deben, simple y llanamente, a una cuestión derivada del salario de unos y otros, que como ya sabéis, difiere bastante.

Sea como sea, hay algo que está claro: el ser humano depende del vehículo del que dispone para cumplir con sus obligaciones diarias y también para encontrar una forma cómoda de desplazarse y disfrutar de su tiempo de ocio en un lugar diferente al que acostumbra. Nadie puede dudar de que eso sigue siendo así y de que no va a cambiar en absoluto de cara a los próximos años y décadas. Por eso, es importante que, aunque nuestro vehículo esté por encima de la edad media de los vehículos que se encuentran a su alrededor, tengamos un taller mecánico que nos pueda brindar la ayuda necesaria para hacer de nuestro coche algo más seguro y, en definitiva, mejor.

Deja una respuesta