Los 4 errores más habituales en la gestión de gimnasios

Los 4 errores más habituales en la gestión de gimnasios

A la hora de gestionar los gimnasios no debemos olvidar que es un trabajo de gran complejidad que demanda al profesional que trabaja en ello una formación en una serie de sectores. El caso es que mucha g se pregunta cómo se puede hacer bien, pero especialmente en qué errores no debemos caer. Vamos a conocer más sobre ello:

No tener demasiado claro el posicionamiento ni la planificación

Lo primero antes de montar un gimnasio es saber los objetivos que se tienen a corto y largo plazo, además de que no va a ser lo mismo un gimnasio de 24 horas, de élite o de bajo coste. Debemos pensar bien a quién nos dirigimos.

De igual forma hay que pensar en cómo queremos que nos reconozcan, la imagen que queremos dar y que haya un plan de negocio donde esté presente la estrategia de marketing publicidad, las ventas o la fidelización.

Desconocer las cifras en realidad

Hay que saber datos como por ejemplo el número de socios que se han logrado en el último mes, el número de ocasiones que acuden los socios al gimnasio a la semana, los que abandonaron el gimnasio…

La respuestas a este tipo de respuestas en relación con la cantidad con el número de socios es importante, lo mismo que la frecuencia que van al gimnasio o las horas en las que suele haber más gente en el gimnasio, pues así se puede pensar las acciones que hay que realizar y el motivo por el que se deben hacer.

Aspectos como los horarios, eventos, determinadas promociones y ofertas vienen marcados por esta clase de números que lo que hacen es establecer las diferencias entre una buena gestión de gimnasios que sea buena y una que sea realmente excelente.

El que no se preste demasiada atención por ejemplo al número que hay de altas o de bajas  o a los márgenes de ventas en los distintos meses o años puede terminar produciendo que el plan de acción no sea el debido.

No usar sistemas para el análisis o el control

Si se quiere hacer todo lo que hemos dicho bien anteriormente, hay que tener una buena base de datos actualizada de socios y de ex socios, controlando los accesos al centro, lo que hace que sea importante tener una buena herramienta de gestión como dicen los expertos de gestigym.com que haga posible que se automaticen los procesos y se ayude a los empleados a que hagan su trabajo. Todo lo que son las cuestiones que se vinculan a los cobros, pagos, precios, los formularios o las estadísticas resultantes se deberán recoger en él. De esta forma es como se pueden cruzar los datos y comprender el momento en el que se va a encontrar el gimnasio en cuestión.

No trabajar en equipo

Los gimnasios al final son frutos de la totalidad de profesionales que están trabajando en el mismo. Hablamos desde la persona que se encarga de gestionar el gimnasio a los monitores, entrenadores personales y demás trabajadores.

Deben conocerse entre ellos y saber cuál es el trabajo de cada uno de ellos, lo que es vital para que funcione bien el centro en cuestión.

El gerente debe tener la cualidad de saber delegar, escuchar y también contar con una buena comunicación a los empleados, de tal forma que sepan cuáles son los objetivos del gimnasio. El trabajo conjunto es la mejor manera de que se logren los objetivos propuestos. No nos olvidemos de que se tienen que tener a la plantilla convenientemente motivada.

Todo esto que hemos dicho es muy importante cuando lo que se quiere es que haya un gran eficacia a la hora de administrar un gimnasio. Eso sí, siempre puede ocurrir alguna equivocación, especialmente en lo que atañe a los procedimientos que tienen que haber las personas, por lo que es necesario siempre prestar atención a la marcha del gimnasio para poder detectar todo lo que ocurra de manera rápida y eficaz.

Esperamos que después de todo lo dicho te haya quedado todo claro y en qué errores se puede caer de manera más fácil a la hora de gestionar un gimnasio. A pesar de todo, queremos decir que montar un gimnasio si se hacen todos los pasos bien y se medita cómo y dónde, puede ser una opción de lo más adecuada a nivel empresarial y con muchas posibilidades de tener el éxito que se busca cuando se monta un negocio con ganas a que sea una buena forma de ganarse la vida o como inversión.

Deja una respuesta