Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Recomendaciones para circular en moto en verano

2149023871_11zon

Más de la mitad de las abrasiones que sufren los moteros en el año se concentran en los tres meses de verano. En caso de una caída, los pies, piernas, brazos y manos suelen ser las partes de cuerpo más afectadas.

Es importante utilizar un casco homologado, así que si vas por ciudad opta por el casco jet, pero en carretera siempre es mejor un casco integral o modular.

El casco integral dispone de ventilación en la parte frontal y trasera que permite la circulación de un flujo de aire. El casco abatible dispone de un mentón abatible, por lo que puede funcionar como casco abierto o integral.

Además, su estructura permite que se pueda abrir y que la cara quede al descubierto. Así, que cuando estés parado en un semáforo puedes recibir el aire del exterior.

El casco abierto, que si bien es la opción más fresca pero también es la menos segura en caso de sufrir un accidente.

El artículo 65.4 de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial establece que es obligatorio la utilización de casco para conducir una motocicleta o un ciclomotor y que no hacerlo conlleva una multa de 200 euros y la pérdida de tres puntos del carnet.

En esta época debes proteger los ojos, ya que quedan expuestos a cualquier cosa que entre en ellos al circular. Es fundamental hacerse con unas gafas de sol que nos resulten cómodas, pero asegúrate antes de circular que son compatibles con nuestro casco para evitar sustos en marcha.

En verano las motos pueden comportarse de un modo distinto, así que es este un momento ideal para hacer una revisión de la batería, los neumáticos, las luces, el aceite, los líquidos, etc.

En verano se consume más aceite por eso es importante revisar el aceite cada 5.000 o 10.000 kilómetros recorridos. Además, revisa los neumáticos antes de salir, para que no tengan grietas, huecos, roturas o algún desgaste.

Se recomienda hacer una revisión cada 10.000 o 15.000 kilómetros de las pastillas de los frenos, aunque depende de tu ciudad.

Con la llegada de la temporada estival, también debes llevar la ropa adecuada para ir en moto. La ropa técnica transpirable para montar en moto este verano, puedes encontrarla en la página web de Delirium Cross.

En esta tienda encontrarás elementos de protección como una chaqueta ventilada, y unos guantes que no den mucho calor y a la vez te protejan.

Apuesta por modelos ligeros y muy transpirables, de pantalones y chaqueta. Ambas prendas deben ser largas, por lo que los conductores no pueden ir en pantalón corto y camiseta.

Es importante decantarse por un diseño de chaqueta que incluya forro térmico interior, que se pueda poner y quitar.

Escoge pantalones técnicos y prácticos que sean impermeables y transpirables. Es aconsejable incorporar protecciones extraíbles en rodillas y caderas.

También puedes llevar chalecos refrigerantes, que te permiten mantenerte fresco durante unas horas. Pero evita los pantalones vaqueros, porque son más calurosos y no son impermeables.

Los guantes suelen ser más cortos que los de invierno y están perforados. Podemos elegir entre guantes de cuero o de otros materiales textiles, ventilados y que permiten que el aire circule por su interior.

Se recomienda la ropa clara, ya que acumula menos calor que la negra. En cuanto al calzado, puedes escoger unas botas fabricadas con refuerzos y tejidos resistentes a la abrasión.

No puedes conducir con las chanclas para la playa o la piscina. En esta época también es muy importante la hidratación y no coger la moto en las horas centrales del día.

Se debe conducir respetando siempre las normas de circulación y hay que evitar las maniobras bruscas y zigzaguear entre los vehículos.

«Es fundamental que durante todo el trayecto lleves una postura correcta, que debe ser natural y relajada, ya que si es forzada aumentará el cansancio y tus tiempos de respuesta y reacción serán mayores ante cualquier situación», informan desde el periódico digital Okdiario.

Si sufres una caída, lo primero que debes hacer es soltar el manillar y levántate cuando todo tu cuerpo se haya detenido. Es aconsejable descansar y pedir asistencia en grúa para que la moto sea revisada en el taller.

En el periodo de adaptación, es aconsejable no llevar pasajeros, porque puede influir en cualquier maniobra inesperada. No conduzcas cuando estés mareado, porque puede alterar tu comportamiento en la circulación y tu capacidad de reaccionar.

Debes respetar la distancia de seguridad con el resto de los vehículos. Es recomendable mirar los retrovisores cada 5-10 segundos en ciudad y cada 15-20 segundos en carretera.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest