Los errores de atención al cliente en las clínicas dentales

Los errores de atención al cliente en las clínicas dentales

Existen muchos errores de atención al paciente en las clínicas dentales. Las que llevas años en el sector y se han granjeado buena fama como Mesiodens, nos han comentado que siempre es bueno que los pacientes hagan una elección de la clínica basada en la calidad del servicio y no miren solo el precio, pues por desgracia hay clínicas que ponen esto por encima y al final terminan siendo más caras al no dar un servicio correcto.

Los éxitos de los profesionales del campo odontológico no solo se basan en los conocimientos y habilidades que puedan tener, lo están en seguir con una serie de comportamientos que ayuden al mantenimiento de una estrategia buena de trabajo. Aquí es donde muchos de los directores de las clínicas lo que hacen es caer en una serie de fallos que lo que hacen es que no aumenten el número de pacientes ni tampoco mejore la relación con los que ya tienen. Vamos con algunos de estos errores:

Deficiente atención al paciente

La atención que se tenga con los pacientes va a ser decisiva en la opinión existente sobre la clínica y en la posibilidad existente de fidelización. Pensemos en que, cuando se somete a un tratamiento a nivel bucodental, los pacientes pasan a estar en un estado de incertidumbre, donde el odontólogo tiene un papel importante. Para ello no hay que olvidar que el profesional tiene que dejar claras todas las dudas que haya sobre el diagnóstico y el tratamiento a seguir de forma que sea humano y altamente personalizado.

Espacio descuidado

 Hay profesionales que heredan la clínica o que adquieren una que ya llevaba muchos años abierta y no la reforman. Factores como el diseño o los olores, así como los trajes del equipo o la propia decoración, suelen producir en los pacientes sensaciones, por lo que es necesario cuidarlo debidamente.

Ausencia de liderazgo

Los modelos de clínicas dentales actuales están repletos de complejidad, pues muchas áreas se tienen que atender en un centro de odontología, requiriendo unas grandes cualidades para el liderazgo.

Cuando no se tiene una buena oferta de servicios

Algo que tienen que saber los pacientes siempre son las propias ventajas con las que contamos al asistir a una clínica dental. Una vez esté definido el servicio y la estrategia, se puede comprobar como aumenta el número de pacientes que van a desear contactar contigo.

Imagen corporativa no actualizada

Cuando se tiene una imagen de la marca con fortaleza y definición, va a ser más fácil que una clínica tenga buen crecimiento y desarrollo. La imagen atractiva es de gran éxito y ayuda a que parezca mucho más seria y profesional.

Para ello, hay que disponer de un nombre adecuado de tal forma que se pueda diseñar el logotipo más adecuado. Será el diseño principal con el que poder mostrar la primera impresión por parte de la marca y es el que se va a poder ver en las diferentes acciones de comunicación que se encuentren relacionadas con la propia clínica.

No es solo el logo lo que va a terminar por formar parte de la imagen corporativa, la van a poder completar el resto de elementos visuales que la identifican, caso de la tipografía, los colores, papelería, materiales promocionales o la página web.

El material lo que refleja es el carácter de la clínica dental y el concepto que se quiera quedar grabado en la mente del paciente.

No realizar acciones de marketing digital

El caso es que para que las posteriores acciones terminan con los efectos que se desean, hay que mostrárselas a los diferentes pacientes, tanto si son los potenciales como los actuales.

La inversión en la creación de una óptima estrategia de marketing digital es una de las decisiones mejores que puede tomar el director de una clínica dental, puesto que va a favorecer una buena experiencia a la hora de atender al paciente y para generar las primeras visitas.

No olvidemos que el marketing digital es el que oferta los medios más interesantes para que una clínica pueda ser mucho más conocida y puede llegar a un mayor número de clientes, así como mejorar en la tarea de fidelizar a aquellos con los que ya cuenta.

Cuando se quiere conseguir resultados, no hay que olvidarse de los diferentes aspectos y poner en marcha un plan de acción que se puede implementar en los diferentes plazos y con los medios necesarios, siempre teniendo en cuenta una serie de claves que no pueden faltar nunca, tales como una web que sea atractiva, un blog corporativa, utilizar el e-mail marketing, invertir en SEO y SEM, o unas buenas redes sociales.

Deja una respuesta