Reciclaje de plástico: Fundamental para el cuidado del medio ambiente

Reciclaje de plástico: Fundamental para el cuidado del medio ambiente

A día de hoy, es impensable una vida sin plástico. Muchas de las cosas que usamos cotidianamente, ya sea a nivel micro o macro, llevan este material en sus componentes. Lo que significa que hay muchísimo plástico que con el tiempo, se tiene que desechar, Lamentablemente, mucho es desechado de forma irresponsable y acaba haciendo un daño inmenso al medio ambiente.

El daño puede ser irreversible, si no nos empeñamos individualmente a hacer cambios, que beneficien al medio ambiente. Si los cambios se dan en cada uno de nosotros, las pequeñas, medianas y grandes empresas, así como las instituciones estatales, se verán en la obligación de normar el uso y forma de desecho del plástico, de esta manera, el compromiso con el medio ambiente será más y más grande.

El reciclaje en sus diferentes formas es una de las maneras más inteligentes de reutilizar el plástico, así se disminuye la producción y la contaminación con este material, que como dijimos antes, es desechado de forma irresponsable y por ende, generando graves problemas de contaminación en diferentes ambientes naturales, lo que ocasiona, pérdida de flora y fauna.

Para hablar de cómo el reciclaje de plástico puede ayudar a la protección del medio ambiente, contamos con Bioplásticos Alhambra, empresa especializada en fabricación del material, pero con conciencia ecológica, quienes nos explicarán todo lo que tenemos que saber sobre este tema tan fundamental en la actualidad.

Ventajas del reciclaje de plástico

Como mencionamos antes, cuando pensamos en individual, no parece muy importante que el uso del plástico sea un poco descuidado, pero si pensamos que cada una de las personas hacemos un uso indiscriminado del material, si se convierte en un problema de gran escala. La responsabilidad individual en el cambio es fundamental, ya que debemos empezar en lo micro para alcanzar lo macro.

Hay muchas ventajas que vienen de la mano de reciclar plástico en todas las escalas, aquí alguno de ellos:

  • El reciclaje de plásticos ayuda a reducir el impacto negativo sobre los ecosistemas terrestres, acuáticos y marinos de estos materiales, pues en su mayoría no son biodegradables. Sí se elimina o reduce al máximo su uso cotidiano en casa, sustituyéndolo por envases perdurables o de vidrio, será mucho menor la cantidad de plástico que llegará a estos ecosistemas.
  • El ahorro en el consumo de energía eléctrica y de origen fósil no renovable, ya que el material procede del petróleo, destinada a producir miles de productos de plástico, también es otra contribución que mejora la expectativa de vida de los ecosistema terrestres y disminuye la contaminación general.
  • Reciclar plástico reduce la emisión de gases de efecto invernadero, lo que genera menos contaminación en el planeta, lo que trae una reducción del calentamiento global.
  • Mejora la economía del hogar, ya que muchos productos reciclados tendrán menor precio final al comprador, por lo se que puede ahorrar hasta un 25% aproximado en el gasto general.
  • La masificación de plantas de reciclaje aumenta el nivel de vida de los pobladores donde se instalan estas fábricas, ya que se generan nuevas fuentes de empleo y se dinamiza la economía local o regional. Así, el reciclaje del plástico y otros materiales de uso masivo puede convertirse en un generador de empleos. Con políticas públicas e incentivos concretos, miles de personas en todo el mundo podrían mejorar sus ingresos y condiciones de vida, dedicándose a la correcta separación y recolección de residuos sólidos, o involucrándose en otras etapas del proceso de reciclaje
  • El reciclaje del plástico también permite un ahorro significativo de recursos y materias primas. Pues cada tonelada de envases plásticos reciclados supone el ahorro de una tonelada de petróleo, lo que beneficia al planeta de forma integral.
  • Reciclando disminuye la cantidad de residuos sólidos destinados a la incineración. Lo que contribuye a reducir el riesgo de la quema de bosques y otros ecosistemas, y también reduce las emisiones de gases contaminantes en la atmósfera.

Procedimiento del reciclaje de plástico

Ahora bien, ya conociendo los beneficios del reciclaje de plástico, es importante saber cómo es el proceso para poder reciclar, de forma que individualmente podamos facilitar el procedimiento para las grandes empresas de reciclaje que son las que responsables de llevarlo a cabo:

  • Clasificación y separación: cada objeto plástico se separa dependiendo de su tipo, de forma que pueda ser procesada, pues no todo el plástico es igual y no todo se puede reciclar de la misma forma.
  • Lavado: cuando se ha realizado la separación, el plástico debe ser lavado adecuadamente para quitar las impurezas, como etiquetas y adhesivos, esto beneficia el producto final de plástico reciclado.
  • Troceado: después del lavado profundo, el plástico se carga en cintas transportadoras que lo hacen pasar por varios tipos de trituradoras. Estas máquinas trocean el plástico en pequeñas porciones, para que sea más sencillo de separar e identificar.
  • Identificación y separación: las pequeñas porciones que mencionamos en el punto anterior, pasan por un segundo sistema de clasificación mediante técnicas físicas, para definir la calidad y la clase de plástico.
  • Extrusión: en esta parte del proceso es donde se funde el plástico troceado y clasificado, después se realiza su extrusión en los llamados «pellets», que son pequeños cubos o píldoras de un plástico concreto. Los pellets se utilizan como materia prima, es decir, que pueden ser utilizados para extruir nuevos productos plásticos.

Todo este procedimiento es mucho más complejo, sin embargo es una buena y sencilla manera de entender cómo se lleva a cabo y cómo podemos ayudar de forma significativa, también existen otros procesos de reciclaje que están tomando mucho auge

  • En monómeros: elaborado y preciso, es un proceso mucho más cuidado y lento, pues se revierte la reacción de polimerización para poder reciclar el mismo tipo de polímero condensado. No sólo se purifica la materia, sino que se obtiene un nuevo polímero más corto que puede ser utilizado de diversas formas mediante subsiguientes transformaciones físicas y químicas. Este proceso da un material de muy buena calidad.
  • Compresión por calor: este tipo de proceso de reciclado del plástico, está siendo especialmente demandado en EEUU, Australia y Japón, esto por su capacidad de reciclar todos los tipos de plásticos a la vez, evitando todos los procesos de separación y clasificación que explicamos en el apartado anterior. Se toman las porciones ya limpias y se funden juntas. Aunque el proceso es más sencillo, el producto final es de menor calidad, por lo que aunque es un procedimiento menos complejo, el resultado final no es el mejor.

Cómo reducir el consumo de plástico

Según El Comité español de ACNUR, existen algunos consejos para reducir el consumo de plástico a nivel personal o individual, que como mencionamos antes, es el primer paso para que las acciones se hagan globales y se pueda ver un cambio real que beneficie verdaderamente al ambiente, estas son:

  • Evita comprar botellas de plástico: Consumir agua es fundamental para la salud del ser humano, el problema es cuando se compra constantemente pues no solamente el gasto económico es representativo, pero a nivel de producción de plástico, la cantidad es enorme. Por ello, lo recomendable es tener a la mano un envase resistente que pueda ser utilizado a largo plazo.
  • Deja de consumir pajitas: Esta es una de las formas más sencillas de reducir el consumo de plástico, no tomarlas en cafeterías y restaurantes, es bastante simple, en caso de que la costumbre sea muy difícil de eliminar, existen pajitas de diferentes materiales, que pueden ser utilizadas a largo plazo y que vienen con un cepillo que facilita su limpieza para que se higienice de la forma correcta.
  • Utiliza bolsas de tela: Las bolsas plásticas son una de las cosas que más contaminan los ecosistemas terrestres y marinos, además de perjudicar la salud de los animales que allí habitan, por ello, utilizar bolsas de tela para la compra, es una forma sencilla de reducir el uso de plástico. A su vez, también se puede reutilizar ropa que ya no está en condiciones, y así se alarga la vida útil de esa tela.
  • Reduce los alimentos en recipientes de plástico: Tanto a la hora de comprar comida para preparar o comida lista para consumir, lo ideal es que siempre que sea posible se compren empaquetadas en contenedores de cartón o vidrio.
  • Utiliza utensilios de cocina y cubiertos hechos de madera, bambú o acero inoxidable: Tanto para la cubertería del hogar, como en los casos de compras de comida, lo ideal es consumirlas con materiales resistentes y reutilizables
  • Lleva tu propio vaso reutilizable a las cafeterías: Esta es una forma interesante de disminuir el consumo de plástico, sin embargo, dependerá de la empresa si acepta el uso de vasos que no sean del establecimiento, aunque esto sería una idea que ahorraría mucho dinero a las cafeterías.

Como podemos ver, reciclar plástico tiene muchos más beneficios que puntos en contra, y el hacerlo de forma consciente y responsable, es fundamental para el cuidado del medio ambiente.

Deja una respuesta