Ahora que se acerca el buen tiempo es el momento de instalar un toldo en tu casa

Ahora que se acerca el buen tiempo es el momento de instalar un toldo en tu casa

Muchos de nosotros vivimos en pisos o en casas a las que día sí y día también da de lleno el sol y es que el astro rey se acerca a nuestro hogar por cualquiera de nuestras ventanas o puertas y entra en el interior del hogar. Esta sensación, la del sol entrando en nuestra casa es, sin duda alguna, una de las mejores sensaciones que podemos tener durante los meses de invierno, puesto que, en épocas frías, lo cierto es que se agradece que entren algunos rayitos que nos den alegría, vida y, sobre todo, calor. Sin embargo, en los meses de verano la realidad es que muchos de nosotros preferimos que nuestra casa se mantenga algo fresca, dado que ya nos basta con aguantar el calor que tenemos que pasar mientras estamos en la calle, en nuestro puesto de trabajo, en la playa o donde sea que nos encontremos. Es por todo ello por lo que os proponemos que sigáis leyendo este post para dar con la solución perfecta para vuestro hogar y poder recibir el calor en invierno y mantener la casa fría en verano.

Tal y como os hemos avanzado ya en el titular, a lo largo de esta publicación os queremos mostrar algunos de los tipos de toldos que nos podemos encontrar en el mercado y es que gracias a ellos podemos resguardarnos del calor del sol en los meses de verano. En este sentido, si queremos dejar o no que entren los rayos del astro rey en nuestro hogar, tan solo debemos optar por tener abierto o no el toldo, pero, antes de nada, de hecho, antes de instalarlo, tendremos que cerciorarnos de que podemos ponerlo en nuestra casa. Esto os lo decimos para que no os ocurra como a Tristán, el jubilado que denunció a 800 vecinos de Salamanca a modo de venganza. Y es que cada ayuntamiento y cada comunidad de vecinos es un mundo, por lo que antes de aventurarnos debemos tener claro que podemos hacerlo. Del mismo modo, a la hora de instalar un toldo siempre es interesante que contemos con la ayuda de un profesional para hacerlo, por lo que, si vosotros no conocéis a nadie, nosotros os recomendamos que recurráis a Rolltec, quienes os recomendarán, entre otros modelos, algunos de los siguientes toldos:

  • Toldo corredero. Son los tipos de toldo que se instalan en las pérgolas. En este caso, se instala una estructura (pérgola) de aluminio con palillería de lona y con la posibilidad de instalar cortinas en los laterales. El toldo corredero es una pieza adaptable y se puede instalar con posterioridad a la instalación de la estructura, o bien, ser sustituido o reparado cuando resulte necesario.
  • Toldo garden rain. En este caso, se trata de un toldo plano motorizado muy similar al utilizado en las pérgolas. Su tejido es impermeable, por lo que está especialmente indicado para la protección de la lluvia. Se monta sobre una estructura de aluminio con guías laterales.
  • Toldo capota. Este es todo un clásico. Es versátil debido a que puede ser instalado en ventanas pequeñas. Su punto fuerte radica en la posibilidad de ser fácilmente rotulado, además de ser vistosos y muy decorativos. Se trata de un elemento muy recomendado para ser usado en escaparates y en las puertas de locales comerciales.

Pueden ser de tipo fijo, que mantienen siempre la misma posición, o bien pueden ser móviles, pudiendo ser recogidos.

  • Toldo de brazo extensible. Uno de los tipos de toldo más clásico. También conocido como toldo articulado o, simplemente, toldo extensible. En este caso, los brazos con los que está construido permiten que se pueda replegar sobre sí mismo sin constituir ningún obstáculo. La perfilería es de aluminio lacado. Cuyo color se puede elegir de una carta de colores, al igual que la lona.

Los toldos monoblock y cofre, dos clásicos de los hogares

Además de los diferentes tipos de toldos que os hemos ido mencionando lo cierto es que no nos podemos olvidar de dos de los clásicos más actuales que son:

  • Toldo monoblock. Se trata de un toldo adecuado para grandes dimensiones de hasta seis metros de línea con un solo juego de brazos. En caso de medidas superiores, habría que añadir más brazos. Tiene todas las ventajas del toldo extensible, pero con el añadido del sistema monoblock, que le proporciona más robustez sin incidir en unas mayores dimensiones de instalación y fijación.
  • Toldo cofre. Un toldo de cofre es un toldo de brazo extensible con la particularidad de que su sistema permite que cuando esté cerrado, la tela permanezca protegida de la intemperie (sol, lluvia, polvo, contaminación…) proporcionando así una durabilidad máxima a la tela y una estética más discreta. Por ello, este tipo de toldo es perfecto para climas húmedos y/o soleados.

Deja una respuesta