El packaging, el soporte sobre el que las empresas vuelcan la actividad publicitaria en un producto

El packaging, el soporte sobre el que las empresas vuelcan la actividad publicitaria en un producto

Estamos en un momento en el que la imagen vende más que en ningún otro momento de la Historia. No cabe la menor duda de que las redes sociales han jugado una importancia muy grande en todo lo que tiene que ver con esto y que ahora más que nunca hay que apostar por todo lo que está relacionado con la imagen. Es evidente que apostar por la imagen es mucho más que una obligación en los tiempos en los que nos encontramos y que es la mejor manera de darle visibilidad y rentabilidad a un negocio. No apostar por la imagen es no hacerlo por el futuro y todo el mundo lo sabe.

Apostar por la imagen corporativa es algo de lo que se cuidan mucho las empresas de la actualidad. Y no solo lo hacen con sus logotipos, sino también en lo que respecta a sus productos. La imagen que se desprende de ellos tiene una gran importancia en lo que tiene que ver con el volumen de venta de ese tipo de productos y la verdad es que ese es uno de los argumentos más importantes para hacer de un producto algo que se puede considerar rentable. No siempre un producto que sea de calidad se vende por sí solo. Necesita una imagen que le apoye.

Una noticia publicada en la página web de Vinetur informaba de la importancia que tiene el packaging en lo que tiene que ver con el mantenimiento de la imagen de un producto. Es en este packaging donde muchas veces se genera el argumento de compra que tiene el cliente para adquirir ese bien. Ni que decir tiene que es de una importancia tremenda cuidar de un detalle como este para hacer que la empresa tenga la suficiente capacidad como para generar beneficios. Si no trabajamos en este sentido, tendremos problemas más pronto que tarde. Lo podéis dar por seguro.

Una noticia publicada en la web de Alimarket apuntaba que el sector del embalaje seguía incrementando sus ventas en lo que al año 2019 respectaba. En total, las empresas del sector habían conseguido facturar un total de 18.700 millones de euros, un 5% que en lo que guardaba relación con el año anterior. Desde luego, este es un dato que pone claramente de manifiesto la importancia que le atribuyen las empresas a la presentación de su producto de cara a sus clientes. Y es que no es para menos. Para vender, hay que conseguir una presentación que sea atractiva.

No solo todo lo que tiene que ver con marketing digital nos ayuda a vender los productos que fabricamos. Hay algunos elementos relacionados con la publicidad más tradicional que siguen siendo de especial utilidad a la hora de conseguir nuestros objetivos de venta, con independencia del sector al que dediquemos nuestro empeño. Y el diseño llamativo de nuestro packaging es uno de ellos. Así nos lo han transmitido los profesionales de Empacke cuando nos han comentado que sigue creciendo el número de empresas que actualiza el diseño del packaging de sus productos con el objetivo de sorprender a su público objetivo y animar una posible venta.

Colores y formas al poder 

Uno de los elementos más importantes para conseguir captar la atención de ese público tiene que ver con el color. Hay empresas que se identifican de una manera brutal con su color, algo que pone de manifiesto la relevancia de un aspecto como del que hablamos. Sin embargo, haríamos mal en no centrarnos en otro tipo de cosas y características del producto, como lo puede ser su forma, que también ayuda a diferenciarlo del resto de productos de la competencia.

Lo que está claro es que lo que tiene relación con nuestro packaging juega un papel que es innegablemente importante para garantizar la venta de un producto y contribuir de este modo a que su fabricante obtenga esos beneficios que esperaba recibir cuando se concibió la idea de producirlos. Quien niega esta importancia ya puede hacer toda la publicidad que quiera, que no va a sacar el partido que podría obtener por sus productos. Pocos soportes son tan importantes como el del propio producto a la hora de vender.

Que sean cada vez más las empresas que tienen en cuenta lo que os hemos venido transmitiendo a lo largo de estos párrafos nos parece lógico y normal. De hecho, es la única manera de obtener buenas noticias en lo que respecta a la venta de nuestros productos. No usar el propio packaging de los mismos para hacerlos más llamativos y para potenciar la imagen de marca de la empresa que los elabora es un error del que nos vamos a arrepentir más tarde o más temprano. Ya hay demasiados ejemplos de ello y queremos que no haya ni uno solo más.

 

Deja una respuesta