La cerámica en España

La cerámica en España

A España se le puede conocer por sus playas y su comida, pero no tenemos que olvidar que en otros aspectos de la vida también somos líderes. Hay que recordar que la cerámica siempre ha formado parte del ADN de este país. La cerámica popular en España se fabrica siguiendo todavía un procedimiento que en general es muy tradicional y rudimentario; y que si bien es bastante común a la mayoría de los centros aún existentes, cuenta con algunas particularidades propias que se hacen diferentes de unos a otros lugares.

Hoy queremos hablar un poco de las diferentes formas de cerámica que hay y cómo se sitúa España en cuanto a sus números. Son más de 3.500 las empresas azulejeras que hay en España concentradas en su mayoría en la provincia de Castellón. Un sector líder en cuanto a desarrollo de diseño y calidad de servicio, que genera más de 41.000 puestos de trabajo en España de manera directa e indirecta.

En cuanto a la cerámica tradicional, hay que recordar que en España tenemos más de 16.000 trabajadores en unos 950 alfares, las más populares son Manises  (Valencia),  Talavera  de  la  Reina  y Puente   del   Arzobispo   (Toledo),   La   Bisbal   (Barcelona),   La Rambla  (Córdoba),  Bailén  (Jaén),  Muel  (Zaragoza),  Buño  y Niñodaguía (Galicia). Aunque es cierto que en los tiempos que corren , y gracias a Internet, puedes encontrar artesanos de cerámica en todos los lugares. Así es como gracias a la red puedes encontrar la forma de trabajarla en Cerámica para Arquitectura. Se acabó eso de recorrerse multitud de establecimientos en busca de revestimientos cerámicos, celosías decorativas o modernos relieves, porque en la web puedes encontrar una de las mejores empresas de cerámica  y, como tal, en su tienda online de cerámica artesanal encontrarás todo lo que necesitas.

Dentro de la cerámica sanitaria:

España es el líder europeo con 8  fábricas  de  cerámica  sanitaria  en  España,  que  consumen  alrededor  de  44000 t de arcilla al año y producen 8 Millones de piezas al año y con 210 millones de euros de facturación. Seguro que te suena que el Grupo  Roca  SA    (Roca,  Gala  y  Bellavista)  es  el  mayor  productor  español  y tras  la  reciente  adquisición  del  grupo  suizo  Keramik  Holding  AG  Laufen  ha pasado  a  ocupar  el  segundo  puesto  en  la  producción  mundial  de  cerámicas sanitarias  tras  American  Standard,  con  una  facturación  superior  a  los  1600M€. Tiene 5 fábricas en España: Roca en Alcalá de Henares (Madrid), Alcalá de Guadaira(Sevilla)  y  Gavá  (Barcelona),  Gala  en  Burgos  y  en  Dos  Hermanas  (antigua Bellavista) (Sevilla). El Grupo produce actualmente 7 millones de piezas al año y consume 34 000 t/año de arcilla.

Cerámica decorativa

España   ocupa   el   tercer   lugar   de   Europa   en   facturación   tras Alemania  Francia,  con  un  volumen  de  ventas  que  en  2002 alcanzó los 200 millones de euros. Aquí incluimos  figuras decorativas como jarrones, lámparas, platos decorativos. La principal empresa es Lladró SA, que está en Tavernes Blanques (Valencia). Por ejemplo, muy cerca de allí, en Manises, aún se conserva la cerámica de “reflejo metálico”. Su proceso de fabricación es el mismo que la tradición Árabe-Morisca nos dejó. Son empleadas tres cocciones, siendo la última la más difícil en técnica y dominio

Algunos dato más:

  • El 93% de la producción española de baldosas cerámicas corresponde apavimento y revestimiento cerámico esmaltado
  • El 7% restante corresponde a baldosas sin esmaltar (baldosas rústicas conformadas por extrusión y gres porcelánico)
  • Las características que distinguen la baldosa española de la producida en otros países son:
  • El método de conformado de la pieza: el prensado en seco representa el 94% del total de la producción, el 6% restante se conforma por extrusión
  • La coloración roja del soporte: el 83% de las baldosas españolas se fabrica con mezclas de arcillas naturales que desarrollan coloración roja durante su cocción.  Sólo el 15% restante emplea pastas de cocción blanca (el 50% gres porcelánico).

Lo más llamativo es que, como suele pasar en estas cosas, tienen que venir de fuera para valorar nuestro trabajo. Y es que los extranjeros son los principales clientes de la cerámica nacional, sobre todo americanos y japoneses. Es sorprendente ver lo interesados que están, y lo mucho que saben sobre la cerámica española. Por ejemplo, los japoneses compran sobre todo cuenco y platos pequeños, siempre para usar y no decorar, mientras que al americano le gusta mucho el modelo adornado por el azul y el amarillo del renacimiento.

Como se observa, estamos ante uno de los sectores más competitivos de España y una potencia mundial. Es por ello, que hoy hemos querido elaborar esta información en la que se refleja cuál es la situación actual de la industria cerámica. Larga vida, aunque es cierto que hay que saber amoldarse a los nuevos tiempos, y la digitalización es uno de los retos más importantes.

Deja un comentario