Las lavanderías de autoservicio y su éxito

Las lavanderías de autoservicio y su éxito

Las lavanderías autoservicio y su éxito tienen una explicación muy simple  y responden esencialmente a un cambio en la sociedad, pues una parte de la misma ha visto como son una magnífica opción para particulares y empresas que lo que buscan es alcanzar la rentabilidad mediante una inversión reducida y además sin tener que estar contratando trabajadores.

Vamos a ver algunas claves que debe tener una lavandería para ser exitosa:

Maquinaria y servicio técnico

El fabricante que se seleccione es importante y si se opta por uno de calidad, seguro que el resultado va a ser mejor y no habrá que recurrir tanto al servicio técnico, lo que conviene al dueño y también a los usuarios, pues no tendrán que esperar tanto para lavar su ropa.

Centrales de pago contra los monederos

Son los dos sistemas más importantes para que los clientes paguen los servicios. El más complejo es la central de pago, la cual funciona de forma inteligente y centraliza dicha gestión, dando toda la información necesaria. La segunda es la más recurrente, pues cada máquina en este sentido tiene un monedero donde el cliente debe ir introduciendo el importe.

Ubicación

La situación geográfica donde se encuentre tu lavandería es importante para su éxito. Al final son factores que importan, desde los costos del alquiler, el flujo de gente que pueda pasar, si se tiene el público adecuado, o si existe aparcamiento. Todo esto puede ayudar a que un negocio tenga más posibilidades de ser viable.

Capacidad

El caso es que para saber el número de máquinas de lavado hay que tener meridianamente claro el número de gente que usará a la vez los servicios de lavandería. No olvidemos que este tipo de maquinaria tiene un determinado coste nada despreciable, pero tampoco debemos olvidar que es un servicio de lo más veloz, y que a la clientela no le agrada esperar mucho si las lavadoras permanecen ocupadas.

Seguridad

Es un establecimiento que por lo general no tiene personal y que dispone de un horario de apertura amplio. La seguridad importa y mucho.  En este sentido debemos hablar de los sistemas de grabación con cámaras de seguridad, apertura y cierre con control remoto, así como diseños o la calidad que haya en los acabados. Todo esto cuenta a favor de este tipo de negocio.

Gas contra electricidad

El aspecto del consumo merece la pena tenerlo en cuenta, pues es una maquinaria que consume energía, de manera más elevada en el caso de las secadoras. Una de las opciones es la alimentación por gas, pues se consume menos, disminuyen los costes y sube la rentabilidad de la inversión realizada.

Más sobre las lavanderías

Hay que pensar que la lavandería, por encima de todo es un sitio donde lo que hacen las personas es llevar sus ropas o prendas, para lavarlas o secarlas y donde se paga con efectivo, tarjeta o fichas.

A la hora de emprender, debemos tener en cuenta de que no hace falta tener unos conocimientos concretos sobre lavado de ropa, loas máquinas o los detergentes, pues estamos ante una maquinaria que funcione automáticamente.

Si es una franquicia, la matriz es la que da el asesoramiento necesario y de manera continuada, lo que es una vía interesante para muchos emprendedores.

No hacen falta grandes inversiones, pues son locales de reducido tamaño, lo que hace que el alquiler no suela ser demasiado alto.

Como son locales pequeños, no precisan de obras que tengan costes muy altos, pese a que siempre debemos pensar que la instalación eléctrica tiene su gasto.

Otra de las ventajas que tiene es que en la práctica mayoría de los negocios, el negocio es posible gestionarlo de manera remota.

Tampoco estamos, y es una ventaja, pues no hablamos de un negocio estacional, como puede ocurrir con las tintorerías, donde los clientes suelen ir en gran medida cuando comienza cada temporada. Aquí hablamos de un necesario que es importante y al que se acude durante la totalidad del año.

El número de personas que debido a la escasez de tiempo, por encontrarse de paso o al carecer de lavadora en casa, aumenta cada año.

A lo largo de la crisis económica, este tipo de auto-lavanderías, como nos comentan los especialistas de Lavatur, fueron creciendo y hoy siguen consolidándose, ya que es una solución sensiblemente más económica para el lavado de la ropa, en especial si lo comparamos con las lavadoras tradicionales, que suelen gastar mucha luz y agua.

También conviene añadir, que de manera progresiva ha ido desapareciendo lo que es el rol de ama de casa, pues en muchos hogares se trabaja a tiempo completo y nadie se puede dedicar a tiempo completo al trabajo de la casa, buscándose otras opciones más cómodas y económicas, como son este tipo de auto-lavanderías.

En la actualidad, en nuestro país están creciendo a buen ritmo las franquicias de lavanderías de auto-servicio, un concepto que se puede decir que es nuevo, pero que en países como Estados Unidos, o en otras partes del mundo lleva funcionando ya muchos años.

Después de todo lo que os hemos contado parece que ya puede estar algo más claro todo el éxito que acompaña a las lavanderías de autoservicio, ¿no?

Como todo negocio, seguro que conforme vayan aumentando, llegará un punto donde el mercado ya no pueda absorber tantas, pero pensamos que, con toda sinceridad, el techo de las mismas está lejos de desaparecer, pues al final el cambio social está hecho y en estos años venideros, conforme la población se vaya rejuveneciendo, más usuarios se sumarán a la corriente de optar por lavar o secar de manera automática en un local y ahorrar dinero en maquinaria, electricidad y agua, como cuando se hace a domicilio.

Estamos ante un negocio de gran rentabilidad si se sabe llevar bien, por lo que el número de usuario que optan por elegirlo como vía de negocio aumenta cada año y creemos que si se elige bien la zona es complicado que pueda salir mal. Desde aquí deseamos a todos los emprendedores que se animen ¡éxito en el emprendimiento!

Deja una respuesta