Necesitamos que siga aumentando la conciencia de la población respecto al estrés oxidativo

Necesitamos que siga aumentando la conciencia de la población respecto al estrés oxidativo

Por desgracia, en muchas ocasiones la actualidad de nuestro país viene marcada por malas noticias. Y una de las que suelen pasar desapercibidas es la que muestra que disponemos de una calidad de vida cada vez peor y que genera problemas para encontrarnos bien tanto física como mentalmente. No cabe duda de que estamos hablando de un aspecto que, al estar ligado al bienestar, tiene una gran relevancia en lo que tiene que ver con nuestra vida diaria. Por tanto, hay que prestar atención a todos y cada uno de los problemas físicos o mentales que podamos estar viviendo en nuestro cuerpo.

Una de las cuestiones que viene teniendo cada vez un impacto mayor en la vida de los españoles y las españolas es el estrés oxidativo. Se trata del desgaste natural que sufre el cuerpo como consecuencia del simple paso de los años. Es decir, hablamos de algo que es inevitable, pero cuya aparición podemos retrasar durante muchos años. Ese es el objetivo que debemos perseguir y que tenemos que tener en mente a la hora de apostar por nuestro bienestar. Y es que el estrés oxidativo puede llegar a ser un gran problema si no ponemos toda la carne en el asador para resolverlo.

Una de las maneras que podemos emplear para luchar contra el estrés oxidativo tiene que ver con los espacios verdes. Según una noticia distribuida por la agencia de noticias Efe, existe un estudio que vincula los espacios verdes con un menor desgaste por estrés oxidativo en los niños. Sin duda, hablamos de uno de los asuntos que deben servir de guía para el resto de estudios que tengan que ver con este tema. Aunque todavía no se ha confirmado que esos espacios verdes tengan la misma incidencia en el estrés oxidativo de las personas adultas, no nos extrañaría en absoluto que así fuera.

En caso de que no lo fuera, hay que tener en cuenta que existen otros medios para combatir un problema como del que estamos hablando. Y es que la ciencia sigue avanzando y ya ha proporcionado productos y técnicas que nos sirven para desafiar todos los problemas que nos ocasiona un asunto como este, que pueden ser muchos y que pueden tener la capacidad de determinar la calidad de nuestra vida. Siempre hay que procurar analizar cómo nos encontramos y valorar si el paso del tiempo nos está afectando más de la cuenta.

El estrés oxidativo es un problema que padecen cada vez más españoles, según lo que plantean diferentes estudios y especialistas en materias sanitarios. Combatirlo se ha convertido, por tanto, en una de las necesidades más grandes de la población española en los tiempos que corren. Desde Tetrasod nos indican que la conciencia de la población española al respecto de este tema todavía tiene un margen de mejora importante y que sería clave que se pusieran todos los medios posibles al servicio de la población para que aumentara la información que se puede recibir a este respecto y que, por ende, más personas fueran conscientes de la necesidad de ponerle coto a este problema en sus respectivos casos.

Los niños también lo sufren 

Hemos hablado del paso del tiempo y de cómo eso afecta a las personas en lo relativo a su estrés oxidativo. Sin embargo, hay que dejar claro que estamos hablando de un asunto que puede afectar a cualquier persona, incluso a los niños o niñas de corta edad. Y es que el padecimiento de cualquier enfermedad también puede ser uno de los motivos por los que aparece este tipo de estrés en las personas.

En todos los casos es importante identificar el problema, puesto que esta es la mejor manera para intentar conseguir que se ablanden sus efectos. Sin embargo, hay que destacar que no todo el mundo sabe de la existencia de este tipo de desgaste y de las consecuencias que provoca. Si fuéramos capaces de empezar a cambiar eso, habríamos dado un paso muy importante para intentar conseguir que cambiaran las cosas. Ese debe ser el objetivo a medio plazo para todas las personas que trabajan en hacer del estrés oxidativo algo menos dañino para la sociedad española.

Estamos seguros de que lo vamos a conseguir. Antes o después, pero lo vamos a conseguir. Poco a poco, y sobre todo después de una pandemia como la que acabamos de pasar, la gente va mostrando cada vez un mayor interés en lo que tiene que ver con la salud. Y eso sí que nos deja algo más tranquilos. Ojalá que tengamos la oportunidad de experimentar una mejora y empezar a ver una evolución que nos permita ganar en bienestar y en calidad de vida. A fin de cuentas, es eso lo que determina el grado de felicidad del que hacemos gala en nuestra vida.

Deja una respuesta