Todo lo que debes saber sobre los microimplantes

Todo lo que debes saber sobre los microimplantes

La pérdida de dientes supone un grave problema para la salud bucal y general. La causa detrás de este problema, muchas veces suele ser la falta de medidas de higiene bucodental y los malos hábitos de vida que hacen que los dientes se debiliten, dejando espacios dentales vacíos.

Lo bueno es que, hoy en día, los pacientes que pasan por esta situación cuentan con la implantología dental, que les permite volver a dotar de salud y estética a sus sonrisas. De hecho, esta técnica está tan avanzada que pueden llegar a ofrecer una solución hasta a los casos de   pérdidas dentales más severas a través de procedimientos mínimamente invasivos.

Los microimplantes de ortodoncia

Los microimplantes de ortodoncia se utilizan en los tratamientos de recolocación de dientes, como apoyo para mover los dientes o muelas que deben desplazarse para crear una armonía en la boca, alineando las piezas. Y sobre todo se aplica en casos de ortodoncia de adultos. Incluso, en algunas clínicas también se aplica esta técnica para la colocación de implantes dentales (cuando falta una pieza dejando un hueco en la encía).

Por ejemplo, en el último caso, los microimplantes permiten realizar una cirugía mucho menos invasiva que la que se suele realizar para la colocación de implantes. Además que conlleva a una mejor cicatrización y menores molestias. Eso sin contar que también se logran obtener mejores resultados en la fijación del implante, minimizando a la vez los riesgos de posible infección.

¿Por qué surgen los microimplantes dentales?

Los microimplantes dentales aparecen como solución a un problema muy común que pasan los pacientes mayores de 50 años, quienes han perdido algunos o todos sus dientes y en muchos casos, incluso presentan una severa pérdida ósea que no permite la colocación del implante convencional sin realizar técnicas de regeneración ósea.

¿A qué pacientes va dirigido?

Esta técnica es recomendada para pacientes con una buena base ósea y no se puede llevar a cabo en todos los casos. Además, se recomienda mucho a personas que tienen miedo a la cirugía, o que temen que tras la intervención puedan surgir complicaciones.

¿A qué se deben las pérdidas dentales severas?

Esta pérdida de dientes de la que hablamos, se debe a muchísimos motivos. Normalmente se caen los dientes cuando se padece alguna patología bucodental grave, como la periodontitis. Esta enfermedad de las encías puede provocar la caída de dientes si no se trata de la forma adecuada.

No obstante, una de las causas más comunes es la falta de una buena higiene oral. Por ejemplo, cuando el paciente no se cepillas los dientes a diario o  no visita al dentista periódicamente, este tipo de enfermedades comienzan a aparecer sin ser tratadas.

Entonces estas bacterias que habitan en la boca son capaces de destruir tejidos, llegando al hueso alveolar y provocando que se caigan los dientes. En esos casos, la primera indicación es asistir a tu clínica dental de confianza  para comenzar con un tratamiento de periodoncia.

El problema está cuando esa pérdida dental ya es irreversible; y es ahí cuando se tiene que recurrir a la aplicación de implantes o microimplantes dentales, buscando devolver la funcionalidad y estética a la sonrisa.

¿Qué consigue el paciente con los microimplantes dentales?

Gracias a los microimplantes dentales el paciente portador de prótesis removibles consigue estabilizarla en la boca, aumentando su calidad de vida, ya que las prótesis no se mueven en la boca y el paciente puede recuperar una calidad de vida superior a la que hasta ahora tenía con su prótesis convencional.

Ventajas de los microimplantes

Gracias al uso de los microimplantes, el paciente puede realizar movimientos mucho más complejos que serían imposibles recurriendo solo a la aparatología.

Así, algunos casos que solo se podrían tratar con ortodoncia y cirugía ortognática, también pueden solucionarse con esta técnica medio invasiva.

Además, abre mucho el abanico de movimientos que pueden hacerse con ortodoncia, ya que  no solo corrige los dientes torcidos, sino también maloclusiones como clase II, clase III, mordida abierta…

El equipo experto en salud bucal de la Clínica Dental Gabel nos explican algunas otras de las ventajas que ofrecen los microimplantes:

  • Nos permiten ofrecer una solución a personas con graves problemas de perdida ósea.
  • Mejoran la funcionalidad de la sonrisa y aumentan la estética dental.
  • Es un tratamiento poco invasivo en comparación con otros procedimientos.
  • No es necesario realizar cirugías orales de injertos óseos.
  • Son más baratos que los implantes convencionales.
  • La cicatrización y el proceso de recuperación tras el tratamiento es más rápido.
  • Mejora la fijación de las prótesis dentales removibles, optimizando la calidad de vida y aportando muchísima más funcionalidad y estética a la sonrisa.
  • Se limpian de forma muy sencilla mediante el cepillado leve.
  • Al ser tan pequeños se minimiza el riesgo de sufrir halitosis, ya que no los alimentos no se suelen quedar alojados en ellos.

La importancia del diagnóstico dental

Ante una situación que requiera implantes o microimplantes, asistir a nuestro profesional de la salud de confianza para obtener un diagnóstico médico adecuado es un paso de suma importancia hacia nuestra mejora.

Tu médico buscará el mejor tratamiento para optimizar tu salud bucodental, sin olvidar  la importancia de la estética de tu sonrisa. Además que si tras la pérdida de dientes existen enfermedades periodontales, el primer paso siempre será tratar esas patologías.

Luego, si has perdido algunos de tus dientes, tu dentadura postiza no se ajusta bien a tu sonrisa o necesitas mejorar tu salud dental, se pasará a explorar los tratamientos implantológicos que te puedan devolver la belleza y la salud a tu boca.

¿En qué se diferencia de la cirugía abierta?

Utilizando el método que se usa en los microimplantes de ortodoncia, la cirugía para colocar un implante dental cambia totalmente. Es decir, ya no se practica una gran incisión, sino que esta es mínima, en forma de una pequeña media luna, desde la cual se procede a introducir el implante.

Incluso, muchas veces ni si quiera son precisos los puntos, sino solo la aplicación de un «pegamento» biológico. De hecho, se puede comparar con una intervención en la rodilla, que puede ser convencional -«abriendo» la rodilla- o mediante una artroscopia poco invasiva, realizada a través un delgado conducto.

Riesgos de los microimplantes

Toda cirugía conlleva sus riesgos. No obstante, con los microimplantes, estos se reducen muchísimo. Por ejemplo, el riesgo de que haya infección es mínimo.

Eso sí, hay que tener en cuenta que si se infecta la herida ocasionada por la incisión, el implante puede llegarse a caer. Sin embargo, los métodos utilizados hoy en día en muchas clínicas especializadas te garantizan que eso no suceda.

En cuanto al nivel de dolor que se experimenta durante el proceso, ya que se trata de una cirugía mínimamente invasiva en el tejido periodontal, con el uso de anestesia se asegura que el paciente no va a sentir ningún dolor. Aunque es habitual que el dentista recomiende la ingesta de algún fármaco una vez ha pasado el efecto de la misma.

En el proceso postoperatorio, la persona puede hacer vida normal y por norma general no se produce inflamación en la zona.

Además, el dolor o molestias que se puede sentir más bien son derivados de los movimientos dentarios, totalmente común en los primeros días tras la colocación de los aparatos dentales.

El periodo postoperatorio

Durante el periodo postoperatorio, los pacientes suelen tener algunas dudas sobre los microimplantes. Una duda muy común es si los tornillos quedarán visibles.

Los microtornillos de ortodoncia se ubican en la encía, normalmente en las zonas posteriores de la cavidad bucal -molares y premolares-, a una altura superior al arco de la sonrisa, por lo que no resultan visibles al hablar.

Por otro lado, también les preocupa el tiempo que tendrán que llevarlos puestos.  Sin embargo, el dentista siempre hace la planificación del uso de los microimplantes al inicio del tratamiento, tras la realización del estudio detallado del caso. Así cada circunstancia es diferente, pero conocida por el paciente desde el inicio del tratamiento.

En general, se suelen usar de 2 a 4 microtornillos de mediaque se colocan en las zonas posteriores. Pero,   si se usan para enderezar los molares, es frecuente que se coloque un único tornillo al molar en cuestión. Y en cuanto al tiempo que el paciente deberá llevarlo, suele oscilar entre los 8 y 12 meses.

La eficacia de los microimplantes

Hablando sobre la efectividad de esta alternativa, está más que comprobada. Este tipo de cirugía mínimamente invasiva hace que el implante se fije mejor, que haya una mejor cicatrización y menos molestias. Por tanto, hablamos de menos complicaciones tanto quirúrgicas como postquirúrgicas. Por eso mismo, los pacientes la piden cada vez más.

Cómo cuidar los tornillos de ortodoncia

Los microimplantes requieren de la misma higiene que una aparatología dental:

  • Se recomienda el uso de colutorios y cepillos interproximales que eliminen de manera eficaz los restos de comida y eviten que el sarro se acumule.
  • Además, se debe visitar con frecuencia a la clínica, para que tu higienista dental se asegurare de que estás realizando una rutina de limpieza adecuada  y todo esté bien.

 

Deja una respuesta